A   B   C   D   E   F   H   I   J   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   Y   Z

Claveles mendocinos (Zamba)

Letra y música: Alfredo Pelaia
1-8-1924

Voz: Dúo Gardel-Razzano

Orquesta: quita

Guitarras: José Ricardo, Guillermo Barbieri

Estudios Odeon, Buenos Aires

Sistema Acústico

Fecha Matriz 78 rpm CD / Vinilo
1924 2260

1924 2260 - 1
18107-A
101904
Todo Gardel - Vol. 14
1924 2260 - 2

1924 2260 - 3

Claveles mendocinos

De las sierras cuyanas son los claveles
más perfumados, ¿por qué será?
Unen con sus olores lazos de amores,
de enamorados, ¡qué bien está!

Clavel de amor... blanca flor,
¡Huija! laira, laraira...
Es la mujer cuyana quien se engalana
con los claveles hasta embriagar.

Mujer buena y divina, cuyana hermosa
¡Viva Mendoza!... ¿Por qué será
que lejos de mi tierra, quiero a su sierra
con sus claveles, hasta llorar...?

Clavel de amor... blanca flor,
¡Huija! laira, laraira...
Donde los mendocinos le cantan dianas
a mis paisanas, lirios en flor.

Ya ves, Mendoza amada, yo no te olvido,
suelo querido siempre serás,
del que esparciendo flores con sus claveles,
tus tradiciones cantando va.

Clavel y amor... blanca flor,
¡Huija! laira, laraira...
Al brindarles mi vida, curo la herida
que va sangrando en mi corazón.

Esta zamba de Alfredo Pelaia, bella y original, hunde sus raices en el folklore. Se ha indicado su relación1 con otra zamba (probablemente posterior), Ay que se va:

De las sierras morenas
vienen bajando,
zamba, zamba, ay que se va.
Unos ojitos negros
de contrabando,

Este verso, basado claramente en la canción Cielito lindo, a su vez se remonta a antiguas coplas andaluzas. La melodia de Ay que se va, de estructura misical muy parecida a la de Claveles mendocinos podría ser, al menos en parte, de tradición netamente folclórica.

Versiones:

Carlos de Oro y su conjunto (1936)

Dúo Pelaia-Serpa (1937)

Los Trovadores de Cuyo