A   B   C   D   E   F   H   I   J   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   Y   Z

Viejecita mía (Tango)

Letra: Enrique Dizeo
Música: Carlos Marcucci
15-5-1923

Voz: Carlos Gardel

Orquesta: quita

Guitarras: José Ricardo, Guillermo Barbieri

Estudios Odeon, Buenos Aires

Sistema Acústico

Fecha Matriz 78 rpm CD / Vinilo
1923 1355
18076-B
Todo Gardel - Vol. 10

Viejecita mia

Congojas y hondos pesares
y tristezas en mi hogar canté
el amanecer doliente
que el recuerdo de mi madre hallé.
¡Madrecita idolatrada!
¡Mi viejecita adorada!
Tres años estuve preso
y, al salir, ni el beso
postrero te di.

Y desde entonces he vivido
horas de angustia,
quejumbroso y solo
acariciando los afectos que soñé
y que mi pecho guardará.
Hoy que del mundo te alejaste,
¡madre de mi alma!,
yo te busco en vano
y es cuando más tu fiel cariño
lo imploro con ansias...
pero ya no está.

Madre mía, perdoname
los disgustos que en vida te di,
demasiado te he llorado
y te lloro lo que te perdí.
Fue tan mezquina mi suerte
que ni muerta llegué a verte.
Cuántas penas que he sufrido,
tal vez porque he sido
muy malo con vos.

Este tango narra el tremendo drama, no por repetido menos duro, de quien estando preso perdió a su madre.1 Es el primer tango que compuso el músico Carlos Marcucci, y le puso letra tiempo después Enrique Dizeo. «Lo conocí en el Café de los Angelitos de Rivadavia y Rincón, —dijo Dizeo hablando de Gardel— cuando le llevé 'Viejecita mía'. Le estaba enseñando a jugar al billar a dos galleguitos, y a la gauchada sincera no le faltaba un poco de picardía criolla».2